Proceso de Creación de los Impuestos

san lazaro

Nuestra Constitución Política en su artículo 41 establece que el pueblo ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la Unión, entre estos el Poder Legislativo, que se integra por representantes del pueblo los diputados y senadores, Poderes Públicos cuya sede se encuentra en la Capital de Nuestro País.

La concepción de las contribuciones es una faculta exclusiva del Estado ejercida a través del Poder Legislativo quien es la única Honorable Institución que puede crear, modificar o suprimir impuestos destinados a cubrir el gasto público. A está facultad se le conoce como soberanía fiscal, potestad tributaria, poder tributario, poder fiscal, facultad potestativa o poder de imposición, o Poder Imperium.

La facultad del Estado para crear impuestos se origina de acuerdo a la voluntad y las necesidades del pueblo, en este sentido, cuando el pueblo expresa su voluntad para integrarse a través de una República Mexicana conformada por diversos Estados, plasma en su Constitución la existencia, organización y funcionamiento de sus órganos. De esta manera la fuerza del Estado se transforma en poder público, y a través del establecimiento de los órganos del Estado se precisan las funciones que debe realizar cada uno de ellos para la consecución de sus fines establecidos en su Ley Suprema.

Estos órganos, sometidos al poder general de la organización estatal al igual que el propio pueblo, ejercen las facultades que les fueron atribuidas para la realización de sus funciones, teniendo siempre la obligación de actuar dentro del orden jurídico que les dio origen, y nunca en contra este. Es así como el pueblo o sociedad tiene el poder máximo en nuestro país y actúa mediante sus representantes para crear impuestos.

Dicho lo anterior, es necesario tener a la vista el artículo 73, fracción VII, de la Constitución, precepto que cita la facultad del Congreso para imponer las contribuciones necesarias para cubrir el Presupuesto público. Entonces, la facultad de creación de impuestos se materializa cuando el Congreso de la Unión, después de seguir el proceso legislativo correspondiente, establece impuestos en ley, que obligarán a las personas a su pago.

Dicho proceso legislativo esta constituido por los siguientes pasos;

  1. Iniciativa de ley, constituido por las propuestas de ley para establecer impuestos. Pueden provenir del Presidente de la República, de los diputados o senadores, y de las legislaturas de los Estados, y deben presentarse ante la Cámara de Diputados.
  2. Debate y discusión, definido por las propuesta de ley que se discuten primero por los diputados y si es aprobada, pasa a la Cámara de Senadores para ser debatida allí también. Entonces, durante estas discusiones la propuesta original puede ser modificada, según los legisladores consideren prudente. La iniciativa, con sus modificaciones, debe ser aprobada por ambas cámaras, si no, el proceso termina sin que se transforme en ley.
  3. Publicación. Cuando ambas Cámaras aprueban la iniciativa, se turna al Presidente de la República para su publicación. Sin embargo, el Presidente puede vetar la ley; es decir, rechazarla y, por tanto, no publicarla. Si esto sucede, se envía nuevamente al Congreso con las observaciones para que se discuta nuevamente. Si el Congreso la aprueba, se turna nuevamente al Presidente para su definitiva e inobjetable publicación.

En conclusión la facultad para crear impuestos es una potestad exclusiva del Estado, que inicia con el proceso legislativo de la ley que establece impuestos a cargo de las personas de acuerdo a la voluntad y las necesidades del pueblo, y termina cuando dicha ley entra en vigor.

por CARLOS RUBEN SILVA URIAS
(Licenciado en Derecho y en Contaduría Pública)

http://www.crsabogados.com/

http://www.abogadoaduanero.com/

http://www.abogadoenculiacan.mx/

Leave a Reply