RELACIÓN ENTRE EL ESTADO Y EL CONTRIBUYENTE

 

zocalo2

Antes de hablar de la relación entre el Estado y el contribuyente, debemos recordar, que los impuestos se crean mediante el proceso legislativo y se establecen en ley. En este sentido, la relación entre Estado y contribuyente tiene su origen en una ley y es regida por normas tributarias. Por tanto, a esta relación se le denomina relación jurídico- tributaria.

Ahora, veamos cómo surge esta relación jurídico-tributaria. La norma fiscal establece hechos hipotéticos que constituyen los hechos por los cuales, de ocurrir en la realidad, los gobernados tendrían que pagar impuestos o demás contribuciones. A estos hechos hipotéticos se les denomina hechos imponibles. Así, el hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada contribución y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal: el pago de contribuciones; así como la facultad del Estado de percibir, y en su caso, exigir dichos pagos.

Como se trata de hechos hipotéticos, pueden ocurrir o no. Si no ocurren, no hay relación jurídico-tributaria; pero cuando se realiza el hecho imponible en la realidad, entonces surge una relación entre el Estado y los contribuyentes, cuyo resultado es un conjunto de derechos y obligaciones para ambos. Como hemos mencionado, la obligación principal que surge de esta relación es la obligación pagar los impuestos u otras contribuciones, aunque esta no es la única obligación, como lo detallaremos en otro momento.

Tomando en cuenta lo anterior, esta relación puede definirse como el vínculo jurídico que se establece entre un sujeto llamado activo (Estado) y otro sujeto llamado pasivo (el contribuyente), que surge en virtud de la ley, por cuya realización el contribuyente se encuentra en la necesidad jurídica de cumplir con ciertas obligaciones formales y de entregar al Estado cierta cantidad de bienes, generalmente dinero, que éste debe destinar a la satisfacción del gasto público. En resumen, la relación jurídico-tributaria tiene las siguientes características:

  • Es un vínculo personal entre Estado y contribuyente.
  • Tiene su origen en la ley, como acto emanado del poder legislativo (sin ella no puede existir relación jurídico- tributaria).
  • Nace al producirse el presupuesto de hecho (hecho imponible) previsto en ley.
  • Trae como consecuencia una serie de derechos y obligaciones.
  • La obligación principal a cargo del contribuyente consiste en pagar impuestos o demás contribuciones.

por: Lic. Carlos Ruben Silva Urias  CEO  http://www.derechoenaguas.com

Leave a Reply